29 dic. 2013

RESTAURACION DE PABLITA.

Pablita llegó a mí de una manera yo diría que mágica, de casualidad. En una almoneda de repente la vi, sucia, de pié,  desnuda y mirándome desde una estantería como diciendo.. Llévame contigo!!! Y éso fue lo que hice.
Le quité roña de años y su pelo que era puro estropajo quedó brillante.
Le faltaban las pestañas de un ojo que además estaba sucio de óxido de bronce que deja una mancha azul verdosa.
A los pocos dias de haberla limpiado y arreglado el pelo, tuvimos un accidente al intentar cambiarle las pestañas. Primero se le coló el iris derecho dentro del ojo. Después de muchos intentos rescaté el iris del interior del ojo sin desmontarlo de la muñeca, (por aquel entonces todavía no tenía mucha experiencia) después con ayuda de un destornillador giré ambos ojos para eliminar el oxido de cobre que tenía por dentro y que manchaba ambas orbitas, con tan mala fortuna que en ese proceso de limpieza se le saltó el iris izquierdo que estaba perfectamente colocado con sus pestañas.
No me rendí y seguí restaurando la muñeca, compre pinturas vinilicas y limé el cuerpo que mostraba junturas termoselladas muy mal acabadas. Esto es así tipico en los muñecos Gama de la época.














En estas fotos se ve lo mal que estaba el acabado termosellado del cuerpo, así como la maleza que le hice en el ojo derecho, abajo las fotos del cuerpo lijado y repintado en las junturas.












Repinté las zonas limadas y maquillé la cuenca del ojo izquierdo pues no se le iba la mancha de oxido en tono azul por tratarse de óxido de bronce. Faltaba encajar de nuevo los iris y poner pestañas. Aquí si que había un problema, no podía extraer los ojos de la muñeca porque la cabeza va enganchada al mecanismo parlante con una goma y tanto este como el cuerpo venían termosellados.Tenía que monter los iris a pulso en una cuenca vacía pues no es como las nancys que detrás hay suelo.





A todo esto como no podía sacar el iris derecho del fondo del ojo, le dí la vuelta a éste con un destornillador, de manera que quedo el norte del ojo en el sur de forma que la muñeca abría de abajo arriba y con ayuda del aspirador a tope aspiré el iris al que previamente allané el camino aplastando una palanquita que hay dentro y que nivela el contrapeso, la cual volví a colocar en su sitio despues. Un faenón,pero evité desmontar el ojo. Total para nada porque hace unos meses, con más experiencia, calente su cabeza con un secador y saqué ambos ojos, quitando el óxido de bronce bien y limpiando bien la zona para que no vuelva a mancharse de verde. Estas manchas todavía no se ha descubierto productos que las quiten.

 El iris derecho entró a la primera pero el izquierdo..no entraba,se me coló varias veces y al final encomendandome a los santos inocentes que ayer fué su día..ENTRO.














....despues intenté arreglarle el extrabismo que se le produjo como consecuencia de haber girado los ojos con un destornillador para limpiarselos,y por ultimo las pestañas..no ha quedado tan bien como estaba cuando me la encontré pues en el proceso se me estropeó el iris izquierdo con acetona y ha quedado de distinto tono,pero le he hecho mas arreglos y en su conjunto vuelve a ser la muñequita linda del año 1968, la bebita que comienza a hablar. No sé si su mecanismo parlante funciona pues no puedo acceder a él, quizás algun dia me atreva y lo intente reparar. Lo último ha sido sesión con gafas, pijama nuevo, lacitos diadema..y sesión fotográfica!!





Esta muñeca para mi ha sido providencial, en todo el proceso de reparación he conocido gente interesantisima y me estoy planteando dedicarme a restaurar muñecos de los 50/60 pues hay poquísima gente que lo sepa hacer. Aparte que buscando quien me ayudase con la restauración de Pablita encontré a Cielín, que era la muñeca de mi infancia y de mi corazón a la que no pensaba que pudiese recuperar nunca.

Pablita ha pagado "el pato" de mi inexperiencia, no me perdono el haber tocado sus ojos, los cuales estaban muy bien salvo el oxido y las pestañas, pero a la vez he aprendido mucho con ella y aunque no fue muñeca de mi ahora ocupa un lugar muy importante en mi colección.






Estas fotos son de otras Pablitas, la mia es de las primeras que se fabricaron, rubio oscuro y cuerpo termosellado, la rubia platino es posterior y su cuerpo va unido con tornillos con lo que se puede reparar mucho mejor.
El trajecito es el original y espero reproducirlo con bastante exactitud a menos que tenga la suerte de encontrar uno auténtico,quien sabe!!. LO ENCONTRÉ UN AÑO DESPUÉS😊
No he podido dejar la faena sin rematar, le he colocado una pulserita identificativa y una diadema nueva para que se aprecie el brillo de su pelo, que cuando la saqué del chatarrero era estropajo negro todo enmarañado en la coronilla.
Ella es ahora el buque insignia de mis rescates.







Mi gata Nina-Blue nunca se pierde detalle mientras posa encima de mi costurero con elegancia egipcia.