10 dic. 2013

MIS CAPERUCITAS.






                        De todos los cuentos ,me resulta simpatiquisima Caperucita Roja,desde pequeña me gustaba escuchar ese cuento una y otra vez,lo escuchaba en unos vinilos de 45 revoluciones,repasando a la vez el cuento con sus ilustraciones.

                       Me encantaba disfrazarme de caperucita,mi tia abuela MªTeresa,me había tejido una capucha de lana roja,en punta como la del cuento y mi abuela Maruja, me cosió a máquina,la faldita y el delantal,me compraron una cestita de esas con tapas a ambos lados y me pasaba así toda la tarde asumiendo el papel de caperucita..en fin cosas de hija única que lo fuí hasta los 7 años y medio.

                      Tenía un cuento troquelado precioso en el que se inspiraba mi disfraz.De hecho cuando nació mi niña hasta le veia carita de la caperucita del cuento y a ella también la disfracé en varias ocasiones y le compré varias versiones del cuento.

                                                 



                        Después fuí entrando en mi epoca gamberra,los doce o trece años,catorce..pero caperucita seguía conmigo,de hecho me aficcioné a leer unos tebeos que salieron,concretamente sólo salieron tres,se titulaban Caperucita Pop y el Lobito Feroz,si todavía los conservase valdrían lo suyo pues son rarisimos de encontrar,desaparecieron con el cierre de la casa de mi abuela.
                   
                     

Unos años despues,me leí el maravilloso cuento de Carmen Martín Gaite,Caperucita en Manhattan y me pareció precioso,me conmovió por lo bien contada que está la historia y con que sensibilidad y ternura detalla cosas de su propia vida.Mas tarde supe que se basa fundamentalmente en la relación de la escritora con su propia hija la cual desgraciadamente había muerto hacia tiempo.
                                                    


                 Un día hará mas de diez años vi de esas colecciónes que salen semanales en los quioscos,de Planeta D'Agostini .El primer fasciculo salía con un barriguitas caperucita,por supuesto me lo llevé.Lo he tenido en la mesita de noche,hasta que pasado uno de estos veranos terribles de calor y humedad de Castellón,se le ranció el pelo y le calló como cuando cae por los tratamientos de Quimio.Pobre Barriguitas!Calva quedó,pero sigue siendo monísima,el caso es que he comprado un mechón del color castaño que tenía y le volveré a poner sus trencitas y su flequillito.Quizá me gusten los barriguitas porque me recuerdan a las muñequitas Tin-Tan de Famosa,que tuve muchas y jugaba con ellas dentro de una casita de muñecas..pero eso es ya otra historia.


                                                   




              Volviendo a Caperucita,el año pasado por motivo de la muerte de mi tia abuela,la que me tejió la capucha roja de lana,pues paseaba con mi madre por la Plaza Mayor de Madrid,cuando en una juguetería,bazar Arribas,en Plaza Mayor nº 16, que lleva ahí por lo menos 70 años,y cuando entras parece que se viaja e a los años 50 o 60,pues bueno vi unas caperucitas moniiissimas que sonreían desde los escaparates,habían varias en rubio platino y otra castaña,que desde el primer momento me cautivó.Me salí de la juguetería pero como un imán volví y mi madre me la compró.Con 46 añazos y mi mami me compró la muñeca.En ese instante por un ratito volví a ser niña otra vez,paseando con madre por la plaza ayor y con mi caperucita.Se trata de una muñeca de la marca Nines d'Onil,con el cuerpo blandito y que huele a vainilla,sus vestiditos son preciosos y muy bien acabados y hasta lleva una cestita.


                                             








              Por último no me he podido resistir a comprarme la caperucita de la versión Nancy New,cuentos de oro o algo así.Mira que me parece horrorosa pero me pasó eso que la veía en las tiendas y veía a la Blancanieves y Alicia que no me decían nada,pero la caperú,con sus pestañazas sus ojos verdes tipo besugo sus trenzas castañas y su traje encantador,hizo que al cabo de un par de años y quedando ya sólo una en la tienda,pues que me la llevé también y bien que hice pues ya están descatalogadas y empiezan a cotizar..Y es preciosa,no me arrepiento para nada.


                                                 




             Casi me olvido de la última caperucita,que no por ocupar el último lugar es la menos importante,se trata de una muñeca de trapo ,comprada en una tienda preciosa que había en Murcia,en la calle Junterones,de niña una época me dió por coleccionar muñecas de trapo de las cuales haré un capitulo aparte tal y como se merecen.Y hasta aquí la historia de mis caperucitas,de las cuales no he podido poner fotos de una que tuve aunque la mencionaré "in extremis".Se trataba de una muñequita que me trajeron mis padres de Francia,la cara manos y pies eran de goma,el pelo sintetico,rubio platino,y los ojos iban pintados.Era una muñequita pequeña,pero muy expresiva con el cuerpo de tela tipo piel de melocotón y relleno de bolitas pequeñas de corcho y semillas,que simulaba un traje mono amarillo con los zapatitos ,falda de tirantes y por supuesto caperuza en rojo .Y ahora ya.